sábado, 12 de diciembre de 2009

Hidroterapia y ejercicio contra la artrosis


DR. ANTONIO HESSEL
.La participación en un programa de hidroterapia o en un programa de ejercicios gimnásticos de solo seis semanas, mejora la funcionalidad de los pacientes con artrosis.
“Sin embargo, parece que el programa de hidroterapia es más útil para los programas de ejercicios aeróbicos y el programa de ejercicio gimnástico más útil para los programas de fortalecimiento” señalan los investigadores.

Aunque estudios previos ya habían investigado los beneficios de los ejercicios de resistencia en la hidroterapia para la artrosis, todos ellos tenían alguna deficiencia en su diseño. Asimismo, tampoco estaba claro cómo se podía comparar la hidroterapia con los ejercicios de gimnasia tradicionales.

En este estudio, los investigadores distribuyeron aleatoriamente 105 adultos con artrosis para practicar
hidroterapia, ejercicios gimnásticos, o ningún entrenamiento especial durante seis semanas. En ambos grupos de ejercicio, las sesiones se realizaron tres veces por semana y estaban centradas en diferentes ejercicios de fortalecimiento.

El grupo de la gimnasia experimentó una significativa mejoría en la fortaleza del músculo cuádriceps, el del muslo, en comparación con el grupo control. También mostró un mayor fortalecimiento en el cuádriceps derecho en comparación con el grupo de hidroterapia. A su vez, el grupo de hidroterapia mostró una mejoría en el fortalecimiento del cuádriceps izquierdo en comparación con el grupo sin entrenamiento.

En comparación con el grupo sin entrenamiento, la hidroterapia se asoció con una mayor distancia al caminar y mejores marcadores de los

componentes de la funcionalidad física en una escala de calidad de vida. El grupo de gimnasia se asoció con una mayor velocidad al caminar y satisfacción del paciente.

El 84% de los pacientes del grupo de hidroterapia cumplieron el programa, así como el 75% de los del grupo de gimnasia. Ambos grupos mostraron cambios similares en el tratamiento farmacológico de su artrosis durante el estudio.

“Los pacientes con artrosis grave que encuentran doloroso el ejercicio durante periodos prolongados suelen encontrar que el agua les proporciona un entorno más apropiado en el que pueden realizar ejercicios a una intensidad que les produce mayores beneficios para su salud”, señalan los autores. “Sin embargo, si el objetivo es aumentar la fortaleza del músculo, el programa de gimnasia proporciona los mejores resultados” concluyen.